Decoración en el hogar en época de pandemia

Con la llegada del nuevo coronavirus y el confinamiento, la casa pasó a ser el centro de todo: donde se trabaja, educa, alimenta, entretiene y descansa. A raíz de esto, la gente ha aprovechado para hacer cambios de decoración y convertir los rincones del hogar en espacios únicos y cómodos.

Son muchas las variables que han generado esta tendencia por remodelar espacios en casa, pero entre ellas destaca el concepto flexible. El teletrabajo y la teleeducación fueron motivos para que la sala, el comedor o el dormitorio se conviertan en la nueva oficina o estudio. El crear espacios capaces de adaptarse a cualquier actividad sin necesidad de grandes modificaciones fue clave en el diseño y las renovaciones.

Cambios en el hogar

El deseo por redecorar un espacio de la casa en otra época podría haber sido algo quizás totalmente normal, pero en un proceso donde la economía y los indicadores financieros y sociales no daban repuntes positivos o alentadores, se podría ver como una locura.

Para muchos la austeridad, el ahorro y el cambio de prioridades jugaba un papel muy importante en las finanzas del hogar. Sin embargo, nos encontramos con muchas familias que con la llegada de la virtualidad se vieron obligados a cambiar por completo su “estructura de prioridades”.

Descubriendo fuertes necesidades que había en sus hogares: espacios mal desarrollados, conceptos aplicados de forma incorrecta, ambientes que debían ser remodelados para adaptarse a la nueva normalidad.

Una madre de familia que salía todos los días temprano a su trabajo, regresa cansada entrada ya la noche con el fin de revisar con sus hijos las responsabilidades curriculares. No se percata en lo absoluto que por ejemplo su sala TV pedía a gritos un cambio de decoración, pero…no era prioridad en aquel momento. Su esposo llega agotado después de un largo día de trabajo y disfruta de la cena con su familia en el comedor de su casa, espacio que parece haberse quedado detenido en el tiempo por varios años atrás, pero…la decoración y comodidad de ese espacio no era tan importante en aquel entonces.

Se creo una necesidad de cambiar la decoración

Pero llegó el día donde la funcionalidad de aquellos espacios se vio obligada a transformarse.

El aula de estudio de la escuela tomó posesión de la Sala TV y aquella vieja área de comedor ahora resulta ser la oficina de trabajo. ¿Qué ha pasado aquí? ¿En qué momento nos vimos obligados a cambiar nuestros hábitos y costumbres? Nunca nos preguntaron si estábamos de acuerdo con aquellas directrices, era nuestra realidad. Una realidad que trajo consigo el descubrir cambios y necesidades muy latentes que hubieran pasado desapercibido en otro momento.

Modificaciones urgentes en aquellos espacios, podemos mencionar: variar el ingreso de claridad o la luz que da directamente a una pantalla, adecuar la temperatura promedio de un dormitorio, mejorar el grado de ventilación de una sala de estar. Estas son solo algunas de las muchas variaciones que numerosas familias tuvieron que afrontar como consecuencia del COVID-19. Y surge la gran pregunta: ¿Cómo lo haremos en medio de una pandemia?

El papel de Innova en la decoración de espacios

Finalmente es allí donde surge INNOVA como medio solucionador a dichos requerimientos.

Ejemplos:

  • Un toldo vertical que permite trabajar en la terraza a cualquier hora del día.
  • Transformar el patio de la casa con un deck de wpc para compartir con su familia, los barbecues y tardes de verano.

Son algunas de las muchas soluciones que en todo este proceso han sido clave para crear y mejorar los espacios que ya hemos comentado anteriormente.

Estrategias de servicio, cumplimiento de normas y regulaciones de salud, y mejora en los tiempos de entregas de productos de la mejor calidad, han sido nuestros factores críticos en todo este proceso.

Esta travesía más que infundir temores, se ha convertido en todo un desafío donde se ha puesto a prueba nuestra capacidad como empresa. Siempre tratando de lograr que nuestros clientes se sientan a gusto con nuestro servicio y de solventar cada una de sus necesidades. Más que lograr una venta es dar el mejor servicio y generar un cliente feliz.

Siempre hay algo de locura en el amor”. (Friedrich Nietzsche)

Por qué no decir también: “Siempre hay algo de locura en el diseño” y cuando lo aplicamos en época de pandemia las palabras salen sobrando.